Explotación sexual en América Latina

3g-1764x700
Imagen de Foco Blanco

La Trata de Personas es el traslado de seres humanos de un lugar a otro dentro de las fronteras de un mismo país o hacia el exterior con fines de explotación en su mayoría explotación sexual, laboral o en la mendicidad.

Generalmente, se capta a las personas a través del engaño, la amenaza, el uso de la fuerza u otras formas de coacción como el rapto, el fraude, el abuso de poder o una situación de vulnerabilidad.

Sin dudas, estos datos demuestran la relación del delito con el sentido que la sexualidad femenina adquiere en las relaciones sociales y, en particular, en la relaciones entre los géneros. Las instancias de dominación y control sobre la sexualidad femenina, se expresan  en la posibilidad de acceso de los hombres a los cuerpos de mujeres y niñas en el “mercado” y la industria  del sexo.  (UFASE – Unidad Fiscal de Asistencia en Secuestros Extorsivos y Trata de Personas de la Argentina)

El proxeneta, entendiendo como tal aquel que controla una o más mujeres pero no regentea los prostíbulos, sostiene una relación “sentimental” con ellas y acuerda con los regentes un porcentaje de la explotación. En este sentido, se indica que: “El método clásico al cual recurren los proxenetas es el «enamoramiento», por lo que suelen ser llamados «maridos» por las mujeres. Simulan una relación sentimental, utilizando en su provecho la vulnerabilidad de dicha relación genera en las mujeres.” (OIM – Organización Internacional para las Migraciones)

Definir los grupos criminales dedicados a la trata de personas en términos de redes delictivas, supone entender que en torno a la actividad existen actores directamente responsables por la comisión, y actores que de una u otra manera hacen posible el delito. En este sentido, la problemática de la trata de personas no puede ser entendida ni analizada por fuera de los fenómenos de connivencia estatal, especialmente local, policial y judicial. (UFASE)

En términos generales la presencia de funcionarios policiales se debe interpretar como un método de sometimiento a las víctimas. En algunos casos la presencia era permanente, los policías cumplían funciones dentro de la whiskería. En otros era circunstancial, aparecían haciendo supuestos controles. Y en otros, aunque no se tenga fehaciente confirmación, en calidad de clientes (UFASE)

Captación por engaño: el caso argentino

La mayoría de los casos el engaño opera respecto al tipo de actividad que se promete (68%).    De acuerdo con esta información, la trata supone una forma, entre otras posibles, de ingreso forzado de mujeres al circuito de explotación sexual.

También existe engaño en relación a las condiciones en las que se ejercería la actividad prometida (32%). Es decir, aquellos casos en los que las víctimas “aceptan” el ejercicio de la prostitución, pero bajo condiciones distintas a las que finalmente se  ven sometidas (porcentajes de remuneración, horarios, condiciones de higiene, multas, abusos, etc).

43% de las personas procesadas son mujeres. Este porcentaje que de algún modo se mantiene si se tiene en cuenta la información de sentencias condenatorias (32% de condenadas mujeres ), es llamativo si se lo compara con las cifras de condenados por delitos en general en todo el país,  donde las mujeres no superan el 10%.  

Este dato, unido al rol delictivo de alta exposición que suele asignarse a las mujeres dentro del proceso de trata (en general como captadoras o regentes de whiskerías o privados), debe conducir hacia un análisis más profundo y cualitativo acerca de la posible “criminalización” de  víctimas de trata “reconvertidas” luego de su etapa de sometimiento, en engranaje útil de organizaciones criminales. Las “ahora” autoras podrían ser las “antes” mujeres explotadas. (UFASE)

Situación mundial y regional

  • Se estima en 2,5 millones el número de personas víctimas de la trata. Sin embargo, se calcula que por cada víctima de la trata de personas identificada existen 20 más sin identificar.
  • La mitad de las víctimas de trata son menores de 18 años (UNODC 2009). 15 a 20% de las víctimas son niñxs.
  • El mercado ilícito se estima en 32 billones de dólares. 1.3 billones de dólares (4.1%) son generados en América Latina. El 49% se genera en países industrializados caracterizados por ser los principales destinos de las víctimas que provienen de Latinoamérica.
  • El 13% de las víctimas de la trata de personas detectadas en Europa Central y occidental provienen de países de América del Sur.
  • El 66% de las víctimas de trata de personas identificadas desde 2006 en países de América Latina son mujeres, el 13% niñas, el 12% hombres y el 9% niños

UNODC – Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: