XXX Encuentro Nacional de Mujeres: Nuestras Tres Décadas Ganadas

Encuentro-Nacional-Mujeres_CLAIMA20150323_5479_16

El primer Encuentro Nacional de Mujeres se realizó en Buenos aires en 1986. Fue el fruto de la experiencia de mujeres argentinas en los Encuentros de Feministas Latinoamericanas y en la III Conferencia Mundial sobre la Mujer en Nairobi. También se nutrió de la experiencia de los grupos feministas y de diversidad locales, y de organismos de derechos humanos, particularmente las Madres de Plaza de Mayo.

Todas estas experiencias se autoconvocaron por primera vez en el Centro Cultural San Martín para participar en talleres de debate, donde el objetivo fue que todas las voces fueran escuchadas. Quedó así inaugurando un espacio autónomo, democrático y horizontal sin precedentes en la política latinoamericana.

Al cumplirse 30 año de Encuentros initerrumpidos, unas 400.000 mujeres han participado de la experiencia. En los Encuentros de Mujeres se alteran las reglas de lo público y lo privado, creando un espacio de transformación que fue creciendo en cantidad y calidad. Su continuidad es su éxito: se trata de un espacio de resistencia, de superivencia de experiencias negadas o silenciadas. Con los años los Encuentros Nacionales de Mujeres fueron transformándose y creciendo a la par de las mujeres que los conforman.

Algunas mujeres participan del Encuentro Nacional una vez, la mayoría regresa de acuerdo a sus posibilidades, y todas aseguran que no se vuelve igual de los Encuentros. El viaje a los Encuentros de Mujeres se prepara durante todo el año, y se convierte en una red de contención, de militancia, de hermandad entre mujeres de diferentes orígenes y edades diversas, que se consolida en cada Encuentro.

Esta antorcha se viene pasando de generación en generación de mujeres desde hace treinta años, cuando la democracia latinoamericana apenas amanecía tras una larga noche. La práctica fue profundizando y diversificando los debates. Hoy los Encuentros de Mujeres hierven de pensamientos e ideologías, las mujeres discuten política hasta en las filas de los colectivos, se reparten volantes y panfletos de todo tipo, las banderas partidarias se mezclan con las feministas. En los talleres sobre política se presencian acaloradas confrontaciones, no siempre ordenadas pero sí apasionadas.

Los Encuentro Nacionales de Mujeres son un espacio de aprendizaje a través del ejercicio de la libertad. En el intercambio igualitario, la información circula a través de las voces, pero también de los cuerpos, de los testimonios vitales que invaden la Argentina de a una ciudad a la vez. La dispersión después de cada encuentro es temporal, incluso aparente, ya que las mujeres nos llevamos la experiencia del Encuentro Nacional a nuestras vidas cotidianas.

Treinta años de separarnos para siempre volvernos a encontrar, sin falta, en la fecha señalada para debatir y compartir. Los años no pasaron solos, fueron acompañados de intenso trabajo y sacrificio de miles de mujeres a lo largo y a lo ancho del país. Las mujeres hemos construido con esfuerzo estas tres décadas ganadas por nosotras, para nosotras y para las próximas generaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: