“Las mujeres lideramos la resistencia a lo neoliberal”

Activistas que formaron parte de la organización del Paro Internacional de Mujeres dan sus perspectivas de cómo se dio inicio y cómo se continuará con esta gran movilización internacional. Consideran que se trata de una cuestión transversal por la época que se atraviesa.

Fuente: El Diario de la Región

En Radio LU5 AM600 de Neuquén, Lucia Sangiorgio, activista feminista, comunicadora y una de las propulsoras del Paro Nacional de Mujeres dio su impresión para este día. “Fue en octubre del año pasado cuando ‘movimientas’ a nivel mundial a través de manifestaciones y medidas de fuerza comenzaron a expresarse”, relató y marcó como origen el 3 de octubre en Polonia, cuando se hizo la marcha de los paraguas al ver un recrudecimiento en contra del aborto en ese país.

Luego de ello, siguieron huelgas en Corea y Rusia y, de forma consiguiente, el 19 de octubre en Argentina. “A través de las redes sociales y de la creación de una Red Internacional, estuvimos coordinando acciones conjuntas”, dijo Sangiorgio y agregó que así fue como el 21 de enero convocaron mundialmente a la Marcha Mundial contra la Asunción de Trump.

Son 43 los países que se unieron en esta iniciativa global que la misma Angela Davis  afirmó que tuvo como antecedente al 25 de noviembre, Día Internacional de la Lucha contra la Violencia hacia las Mujeres en Argentina por parte del colectivo Ni Una Menos.

“Somos las mujeres las que estamos liderando la resistencia y liderando la protesta   ante el neoliberalismo que nos quieren imponer”, expresó la activista feminista en el diálogo radial, “es poner el foco en el cambio de época y también habla de la falencia del Estado democrático en contener estos reclamos de las mujeres”.

En ese sentido, fue muy precisa y dijo: “Las mujeres no hemos podido insertarnos en las estructuras democráticas. Somos las que ponemos el cuerpo en la calle, con el trabajo doméstico, en el cuidado de los niños, también con el trabajo político, pero a la hora de repartirse las victorias, como pasó en Polonia, (sus pares) le entregaron sus derechos a la iglesia”. A ello agregó lo que pasa con las mujeres kurdas Siria y Turquía, que son la principal resistencia del Estado Islámico y que tuvieron que organizarse incluso militarmente.

Un reclamo sin divisiones sexistas

Consultada por el objetivo de las masivas marchas que hicieron las mujeres y su eficacia para el cambio, ella aclaró que “políticamente es muy difícil avanzar”. “Para que nuestros proyectos no sean cajoneados necesitamos el apoyo de compañeros varones, sobre todo en lugares a donde somos minorías o demonizadas políticamente”, aseveró.

Sobre esta última idea de la participación de los varones aclaró: “Además de participar de nuestras marchas que se acerquen a trabajar con nosotras”. Es que para Sangiorgio esos varones que están queriendo sumarse a las marchas luego vuelven a sus prácticas habituales, entonces su nivel de involucración es muy bajo.

De la misma manera ocurre con los organismos creados, por ejemplo, para atender casos de violencia hacia las mujeres, “muchísimas ayudan a denunciar por primera vez pero hacerlo es de una peligrosidad extrema”, ya que una vez que se toma las denuncia hay que actuar. Sin embargo: “Hasta ahora, las autoridades nos dejan a merced de nuestros asesinos”, aseguró.

De los varones, dijo: “Es fundamental que favorezcan las condiciones para insertarnos en las estructuras políticas, que nos pasen la voz, que repliquen los mensajes y que confronten a sus pares en actos misóginos, tienen que tomar esta bandera”, exhortó.

Por eso en su análisis criticó a las personas que dicen apoyar pero al otro día ya se volvieron a sus vidas de siempre. “Estamos en un proceso de maduración en un movimiento global y  la realidad y la historia nos demuestran que los hombres hacen grandes cambios cuando nos le queda otra opción. Por ahora, tenemos muchas batallas, muchísimas perdidas y otras ganadas”, explicó e resaltó ese llamado a la acción. Manifestó que es por eso que el movimiento de mujeres y feministas “viene trabajando hace años, así que no hay que esperar que hagan (los hombres) todo perfecto”. “Nosotras tampoco lo hacemos, pero sí que se comprometan, este es el momento de interpelarlos”, sentenció.

“Necesitamos un real apoyo de nuestros compañeros, si no vamos a seguir teniendo lugares subordinados. Es necesaria la paridad en ofertas electorales como resarcimiento por todos estos años que han tomado decisiones sin nosotras”, señaló.

Por último hizo un llamamiento también a aquellas personas que dicen entender la desigualdad y las violencias pero que no son capaces de entender que los reclamos más urgentes lo hacen las mujeres y los compete a ella visibilizarlas como principales afectadas, “lo cierto es en el día después no hay nadie que trabaje con ellas o son muy poquitas”.

“Va a temblar la tierra”

También la documentalista y escritora del medio alternativo Manifiesta.com, Suzy Qiu habló en el programa de Julia Mengolini en Futurock  y añadió que “este día pasará a la historia”. Ella fue otra de las organizadoras activas en esas asambleas masivas que construyeron el paro en la mayoría de las ciudades del país. “La lista de países es increíble. Hay 44 países adheridos y los medios y Estados de cada uno están al tanto”, declaró. Esta sí que “va a temblar la tierra”, expresó eufórica y nada más y nada menos que con un paro, “una modalidad que hasta hace poco parecía pertenecerle a dos o tres señores con panza muy grande”.

Suzy Qiu, ante la crítica de politización o no del reclamo, dijo que “no hay forma de no politizarlo, supongo que hay muchas que piensan así pero yo tengo la plena convicción de que lo que estamos haciendo acá es un hecho político”, y agregó que supone que esas críticas vinieron por la mención indiscutible en el documento oficial de la situación de Milagro Sala.

“La herramienta es la política si queremos salvarle la vida a las mujeres, por eso hacemos un paro, por eso decimos que el Estado es responsable”, puntualizó. “Es una cuestión de derechos, por eso se dirime en el plano político. Si es partidaria o no es una cuestión secundaria, las demandas son políticas”, agregó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: