“A todas y todos nos toca un rol activo en la eliminación de la violencia”

Por Felicitas Bonavita para Las40!

El 8 de Marzo se llevará adelante el Paro Internacional de Mujeres convocado –entre otros- por el colectivo Ni Una Menos. La movilización no sólo tiene como disparador pedir el cese de los feminicidios, también de la desigualdad laboral y -en definitiva- la erradicación de la violencia machista en todas sus formas. En varias ciudades del país ya funcionan asambleas que planifican las actividades que tendrán lugar ese día.  Lucia Sangiorgio es periodista, militante e integra la comisión organizadora del paro, en diálogo con Las40! Se refirió a lo que se espera de cada uno de los sectores, al recorte efectuado por el gobierno macrista en el presupuesto destinado a combatir la violencia de género y a la resistencia que ofrecen diferentes sectores de la sociedad ante este tipo de reclamos.

16664913_1248941991857189_8740509279546051257_o.png

 -¿Cómo avanza la organización del segundo paro internacional de mujeres?

-Los avances son muy diversos, y esto se debe a que trabajamos en asambleas que justamente permiten atender a las muy diferentes realidades de cada ciudad. Los países de América Latina estamos avanzados en la organización del paro en comparación a otros países que se sumaron más adelante. Aun así está resultando muy difícil lograr acuerdos mínimos, pero lo entendemos como un proceso de maduración y un desafío de unidad el poder resolverlo entre todas.

Las lationamericanas estamos trabajando muy unidas para articular en nuestra región, proponemos como acción conjunta una Bandera Violeta Latinoamericana además de coordinar acciones en redes sociales. Es emocionante y muy alentador estar creando esto juntas.

-Hay funcionarios y funcionarias que ya adelantan su acompañamiento, si no es a ellos ¿a quienes está dirigida la marcha?

-La marcha está dirigida a toda la sociedad, inclusive a las mujeres que participaremos de ella. Todas y todos somos responsables de la continuación del machismo, y a todas las personas nos corresponde tomar un rol activo en la prevención y eliminación de la violencia.

Claro que para cada sector de la sociedad la marcha tendrá un mensaje diferente: a las mujeres víctimas de violencia les dirá que no están solas; a los ejecutores y cómplices de la violencia, que ya no van a ser igual de impunes; al Estado, que las mujeres estamos organizadas y dispuestas a exigir respuestas claras y respaldadas por hechos, por dar algunos ejemplos.

-El ejecutivo nacional realizó un recorte de los fondos que debían llegar este año al Consejo Nacional de la Mujer y al plan de acción contra la violencia de género. La problemática, ¿es un tema de agenda para el gobierno?

-Creemos que para el gobierno actual no hay lugar en la agenda para los derechos de las grandes mayorías, incluyendo a las mujeres, y además repite los patrones de prepotencia y ensañamiento típicos de la violencia machista.

– Además de la cantidad de feminicidios al año otro número que alarma son los niños que quedan huérfanos, ¿Qué ocurre con ellos en la actualidad?

Por desgracia, la mayoría está a merced de la respuesta que se puede dar desde el movimiento de mujeres. Una aterradora cantidad de esas niñas y niños serán obligados a convivir con el femicida o sus familiares directos, y aislados de su familia materna. La situación es desesperada, urgente y no existe una respuesta real de la sociedad, ni del Estado.

-Un viejo reclamo para trabajar estás temáticas desde la niñez es la aplicación de la Ley de Educación Sexual Integral, ¿Se cumple con ella en la actualidad?

-En la mayor parte del país no se está aplicando, existe una fuertísima presión de la Iglesia Católica, al igual que sucede con la exigencia del aborto legal, seguro y gratuito. Por eso uno de los grandes ejes internacionales es la separación entre la Iglesia y el Estado.

-¿Qué pasa con los hombres en este tipo de reclamos, se espera que se sumen  a las manifestaciones?

En realidad es cada asamblea la que debe debatir y tomar una decisión frente a esto, en caso de que se considere necesario. Lo que a nosotras nos preocupa es que así como muchos hombres quieren participar en el paro, son muy pocos los que vuelven al día siguiente, cuando las denuncias y los pedidos de asistencia se multiplican y se necesita intensa colaboración.

Por eso animamos a las mujeres a que si invitan a participar a los hombres, sea bajo el estricto compromiso de que continúen trabajando junto a nosotras contra la violencia a partir del día 9 de marzo, cuando los medios vuelvan a su programación habitual y las banderas están enrolladas hasta la siguiente ocasión.

-El colectivo que  nuclea a personas gays, lesbianas, transexuales y travestis también convocan al paro, cuál es su realidad?

-Por desgracia la desigualdad en América Latina ha golpeado fuertemente al colectivo de diversidades, especialmente a personas trans y travestis. Animamos a todas las asambleas a dar especial relevancia a sus participaciones y reclamos.

Las lesbianas además de convocar al paro el 8 de marzo, reclamamos la libertad de Higui, presa por defenderse de violación grupal y empalamiento, e impulsamos el 7 de marzo el Día de la Visibilidad Lésbica, en memoria del femicidio de Pepa Gaitán.

-Hay un sector de la sociedad –incluso medios de comunicación-  que critica y resiste a las manifestaciones que reclaman por derechos de la mujer, ocurrió con el tetazo, también con el Encuentro Nacional de Mujeres. ¿Qué análisis haces al respecto?

-La ideología machista tiene como base el control de las mujeres. Las manifestaciones, no sólo por reclamar derechos sino en sí mismas, son una forma en que las mujeres nos salimos de ese control.

La respuesta sistémica es esa resistencia: puede ser agresiva o estar disimulada entre excusas y supuestas buenas intenciones. A veces se enuncia con sorprendente claridad y sinceridad, porque en su mayoría el discurso misógino sigue siendo impune en nuestras sociedades.

Por otra parte, cuanto más se empeñan los hombres en minimizar, desmentir o refutar la necesidad de estas manifestaciones, más se vuelven evidentes los mecanismos de poder con que buscan controlarnos.
Estamos en un momento de gran crecimiento colectivo, liderado por la pasión y la creatividad de las mujeres. El repudio machista puede demorarnos, pero jamás detenernos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: