Pichot no es mi hermana, yo aborté a la familia

Compartimos una opinión de las femimantis

Femimantis

De todas las peleas internas que se vienen dando en este estado de emergencia que es el feminismo, la más falopa e impensada podría ser la que protagoniza Malena Pichot. Ni siquiera se trata de un conflicto real. Es el apoyo brindado por algunxs compañerxs, que la siguen, la citan, la comparten y discuten con lxs que no la soportamos por muy copados que sean sus chistes.

Todxs estamos al tanto de la importancia del humor, de cómo los memes matan angustias, educan en un tipo de placer, abren una vía de reflexión. También estamos al tanto de cómo el machismo se apropió de la risa y creó un paradigma que incluye reírse de TODO.  “Todo” reducido a personas feas, gordes, putes, pobres, racializades, mujeres, que deben hacer silencio o tomar a risa las burlas violentas hacia sus identidades o elecciones sexuales porque criticarlas es poner en peligro una libertad…

Ver la entrada original 360 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s