Las Peronistas decimos SÍ al aborto legal, seguro y gratuito en Argentina

En respuesta al documento “Los Peronistas decimos sí a la vida y no al aborto” publicado en Infobae 7/6/18 |

Por Graciela Alvarez Agudo, abogada de género, “Por una Justicia y Constitución Feminista”. Autoconvocada Asambleas Movimiento de Mujeres, Trans, Travestis y Lesbianas. OBSERVATORIO ARTURO ENRIQUE SAMPAY.

El Movimiento Justicialista, que como su denominación amplia lo refiere, no es estático. Las ideas y valores pilares de nuestro Movimiento, son intrínsecamente dinámicas, porque están justamente en movimiento y no son ajenas a las demandas por el pleno goce de los derechos humanos de quienes habitan el suelo argentino. Las mujeres representamos casi la mitad de la población de este país, nuestras voces, palabras, deseos no pueden escapar al más grande movimiento social que ha dado la Argentina. Es hora de escucharnos a las compañeras, de respetar nuestras luchas, victorias y necesidades. Ser pares no dispares, estar unidos y no tenernos como meros objetos decorativos. El mundo ha cambiado, el movimiento no es ajeno a esos cambios ya que no se detiene en búsqueda de su máxima aspiración: la Justicia Social. No hay ni puede haber justicia Social sin nosotras, sin las mujeres adentro, pero no como nos piensan los compañeros sino como nosotras nos pensamos y decidimos.

El decir que el debate del aborto, fue puesto en la agenda pública a instancias del actual gobierno en respuesta al FMI, es directamente ningunear la palabra y luchas de muchas mujeres que venimos bregando por estos derechos desde hace mucho tiempo y en particular, de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto, Seguro, Legal y Gratuito que desde el año 2005 viene presentado ininterrumpidamente su proyecto exigiendo el tratamiento del aborto como deuda de la democracia hacia todas las mujeres que conformamos el pueblo argentino.

El comunicado cae en un lugar común, a veces directamente y otras en forma velada, de usar a la mujer como el “chivo expiatorio” de los problemas de la comunidad, parecería que porque las argentinas reclaman que las leyes vigentes se acomoden a los estándares de los Tratados de DDHH con jerarquía constitucional, devienen en responsables de todas las calamidades que acarrean las políticas de escasez y ajuste del neoliberalismo que nos castiga a todxs por igual y a la mujeres en mayor medida. Téngase presente que en todas las marchas de mujeres, trans, lesbianas y travestis se condenan las políticas de ajuste, ya que las primeras víctimas y mayor variable de ajuste siempre son las más vulnerables, o sea las mujeres pobres.

juliana_aborto_portyap_01

Los medios hegemónicos son uno de los responsables superiores de la naturalización denigrante, mercantilista y cosificadora de la mujer. Es justamente uno de los principales objetivos de los movimientos de mujeres, trans, travestis y lesbianas, afrodescendientes, indígenas transformar de raíz los contenidos de los medios de comunicación concentrados.

Llama la atención que los suscribientes coincidan con el “relato” de algunos de esos medios hegemónicos por ejemplo con el nexo causal entre FMI y aborto, lo que conlleva a una estigmatización y subestimación del movimiento feminista en Argentina, tratando de presentarnos como meras sujetas dominadas por estos mismos medios. En realidad, son uds. quienes terminan actuando al unísono con los deliberados relatos maniqueos y confusos que nos tienen acostumbradxs los medios concentrados, llegando a presentar el debate del aborto como parte de una supuesta conspiración internacional.

Lamentablemente, no es causal, esa coincidencia de visiones, ese patrón o denominador que los une ya que responde a la cultura patriarcal que los atraviesa. Por ello, un Movimiento Justicialista que haga honor al avance de los derechos en democracia con Justicia Social debe combatir al Patriarcado y no representar sus míseros intereses.

Vivimos una etapa histórica, las mujeres ocupamos hoy otro rol en el ideario de la Comunidad Organizada, ya no el de meras “fecundas reproductoras” como nuestro único destino. La ley del Aborto en debate solamente actualiza el ordenamiento jurídico interno acorde a los estándares de derechos humanos de la mujer, que al igual que el resto de los DDHH, son Universales, Inescindibles e interdependientes. Nuestro aporte a la Comunidad como co-conductoras de los destinos de la Nación, presuponen que primero podamos decidir sobre nuestros cuerpos, aquí comienza la convivencia humana y política actualizada al año 2018.

Me pregunto si los compañeros firmantes, publicarían este mismo comunicado si los reproductores fueran los hombres.

Nada más consumista, hedonista y subordinante de la mujer, que las pautas machistas, misóginas y patriarcales del capitalismo imperante. Esta mercantilización del cuerpo de la mujer como objeto de consumo es lo que precisamos erradicar de nuestras pampas. La mujer con autodeterminación sobre su propio cuerpo es la mejor contribución a una Comunidad Organizada robusta y coadyuvante al genuino y adeudado desarrollo de nuestra Nación. No es hora para tibixs, es hora de lxs grandes, como cuando el General apoyo a Evita para que se trate el voto femenino, cuestionado en su tiempo, como cuando Néstor Kirchner acompaño a la entonces Senadora Cristina Fernández como candidata a la presidencia, respuestas a una sociedad global que camina a la feminización del mundo.

28167987_1604498552978055_3689293440037617764_n

No venimos ni a bregar, ni a ponernos de rodillas para ejercer nuestros derechos, no se puede conformar un movimiento donde la palabra de unos pocos hombres intenta acallar una vez más en la historia a sus propias compañeras, como cuando no cumplen con la paridad, como cuando no nos elijen para candidaturas ni para desempeñarnos en cargos de poder , como sucedió con algunos de los firmantes durante su mandato presidencial. No olvidemos que el compañero Carlos Menen, que hoy alza su voz contra sus compañeras, sólo tuvo una mujer en su gabinete, Susana Decibe en 10 años de gobierno. Las mujeres no somos “úteros con patas” al servicio de la Nación, las mujeres no somos objetos de consumo para los hombres, que nos acomodan, nos ponen, nos sacan, según sus conveniencias y circunstancias, las mujeres tenemos voz, voto y capacidad de conducción. Y gracias a la compañera Evita, que sin duda hoy día, si estuviese entre nosotras, la veríamos con el pañuelo verde colgado de su cuello para defender a sus compañeras y a las más humildes, las que más sufren con las muertes por abortos clandestinos.

Me preguntaría si no reconocer a un hijo no es también abortar porque la función de padre hay que ejercerla y no ser un mero progenitor. Tal vez en sus fueros íntimos se atrevan a preguntar: …NINGUNO DE UDS ABORTO COMPAÑEROS…?

El primer equilibrio de nuestra querida doctrina peronista es admitir las diversidades, cada quien con sus particularidades y virtudes. Somos diversos y diversas siempre en armonía con la comunidad, siempre teniendo en cuenta que la organización de la riqueza y su explotación debe tener por fin el bienestar del pueblo, dentro de un orden económico conforme a los principios de la justicia social (art. 40 Constitución del 49). Así, esta justicia social debe reconocer a las mujeres primero sus derechos para cumplir acabadamente la función social.

Cuando se habla de aborto, la palabra prioritaria la tenemos las mujeres no los hombres del peronismo, ya que sobre los cuerpos de estos últimos no se practican abortos. Una vez en la historia del movimiento déjennos ser las protagonistas de nuestros destinos y del movimiento, esta vez acompañen. Esto no puede ser la excepción debe ser la regla en alternancia en el movimiento. Como lo dijo el General, el 9 de abril de 1949 El egoísmo es un valor negación, es la ausencia de otros valores, debemos difundir las virtudes, ello implica abrir las posibilidades de disfrute y de bienestar a sectores cada vez mayores de la humanidad, he aquí el camino (Clausura del Primer Congreso Nacional de Filosofía en Mendoza).

urJYsy-K57jwDeEfvuRGJU6hmijI2CopujLBMzfktG4
El aborto no puede ser lo contrario a lo que pregona el justicialismo, ya que no puede existir un movimiento justicialista sin perspectiva de género y que no contribuya a la protección de los Derechos Sexuales y Reproductivos desde una mirada de los Derechos Humanos y Género en miras de cambiar y mejorar dichas prácticas, garantizar los derechos y el acceso integral de todas las personas a su salud sexual y reproductiva.

Téngase en cuenta que en la actualidad, según informa la página de Católicas por el Derecho a Decidir: “más de la mitad de las provincias del país no cuenta con normas que aseguren el ejercicio efectivo del derecho a la interrupción legal del embarazo, previsto para los casos en los que la gestación implica un peligro para la salud de la mujer o en casos de violación. Esto significa que una gestante puede acceder a un aborto legal en una jurisdicción, mientras en otra su derecho puede ser negado, empujándola a la clandestinidad y la criminalización. Más de medio millón de mujeres se someten a abortos clandestinos cada año en el país y como mínimo más de tres mil mujeres han pagado con su vida por la criminalización del aborto desde 1983. La falta de acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva, incluyendo el aborto legal, es un factor que lleva a las mujeres a ser víctimas de violencia institucional, una violencia ejercida o tolerada por el propio Estado”, por ello este proyecto de ley emerge como una deuda a las mujeres, que nuestro Movimiento Justicialista puede y debe saldar. Esto, sin entrar a discutir la deuda teológica y los derechos de la mujer, que tan extenso análisis excede este marco de debate.

No puede existir Justicia Social en un país donde las ricas tienen “derechos” en la “clínicas privadas” y las pobres se mueren en la total clandestinidad. A las pobres las encarcelan, a las ricas las felicitan en una sociedad donde prima la doble moral. Las mujeres peronistas apoyamos que quienes decidan practicarse un aborto lo hagan en hospitales públicos o privados y con las garantías y seguridades necesarias. Pedimos que en definitiva se cierre esta brecha de desigualdad que existe entre las ricas y las pobres. Nada puede detener a una mujer cuando decide no tener un hijx, las mujeres no somos seres sin discernimiento suficiente como alguna vez nos consideraron equiparándonos a los menores impúberes, no piensen por nosotras, no alcen su voz por nosotras. Esta es una realidad, hay Abortos en la Argentina, sólo se discute su clandestinidad o no. Las mujeres seguiremos tomando nuestras propias decisiones sobre nuestros cuerpos y nadie, ni el Estado, ni el movimiento, ni la Iglesia, ni los gobiernos pueden tomar las decisiones sobre nosotras. Sólo una consigna además nos une, este Movimiento debe bregar por las más humildes, no las dejen en la clandestinidad.

Coincidimos en que América Latina es una región en disputa con abundantes recursos naturales y escasos medios de defensa. Peligro que aumenta en Argentina, país bioceánico y bicontinental con poca población mal repartida, macrocéfalo, con una metrópoli que alberga a casi la mitad de la población y con uno de los mares territoriales más extensos del mundo. Lxs convocamos como mujeres peronistas a debatir y crear un nuevo proyecto de desarrollo para el país que será emancipatorio del Imperialismo y de todas sus políticas económicas, culturales y demográficas. Pero ya, no nos usen como variable de ajuste de sus propuestas políticas compañeros para transformar esta realidad, somos sujetos de derechos humanos no meros objetos reproductores.

Ya no es posible imaginar una unidad de concepción sin perspectiva de género, como paso previo a una unidad de acción que nos permita superar las consecuencias de las políticas digitadas desde los centros de poder imperialistas. No se olviden compañeros que las mujeres, lesbianas, trans, travestis ya le hemos hecho dos paros a este Gobierno, nuestra lucha no puede ser ninguneada sin el reconocimiento de nuestros derechos.

Como co conductoras del movimiento y como humanistas, venimos a saldar la deuda del justicialismo con nuestras congéneres, con las más humildes. Por eso hoy nos une a todxs un solo grito:

EDUCACIÓN SEXUAL PARA DECIDIR

ANTICONCEPTIVOS PARA NO ABORTAR

ABORTO LEGAL PARA NO MORIR.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s