¡LO LOGRAMOS, MARICA!

Gabriel David Marino fue condenado como coautor del delito de homicidio calificado por odio a la identidad de género en un contexto de violencia de género.


Por Florencia Guimaraes Garcia, activista travesti, sobreviviente de prostitución, militante del Partido Comunista de Argentina.

Para Radio Presente


Diana Sacayán fue asesinada a los 39 años, superando cuatro años la expectativa de vida promedio que tiene la comunidad travesti trans, que es de 35 años. En octubre de 2015 Sacayán fue asesinada de 13 puñaladas. Diana era una militante por los derechos humanos y militaba fuertemente por la abolición del sistema prostituyente entre otras causas y uno de sus mayores logros justamente un mes antes de ser asesinada, fue la sanción de la Ley de cupo laboral trans travesti (14.783)–que se conoce como Ley DianaSacayán y que al día de hoy la gobernadora María Eugenia Vidal tienen cajoneada.

Esta es la primera vez que se condena, en el caso de asesinato de una travesti, utilizando la figura del artículo 80 inciso cuarto que es el agravamiento por el odio a la víctima por su identidad de género, que es lo que nosotras hace años venimos llamando travesticidio, termino que nos hiciera reflexionar y tomar como bandera de lucha nuestra compañera Lohana Berkins. Ella nos decía: Maricas: nuestros crímenes son travesticidios. Derribemos esto de la transfobia. No es fobia, nosotras no somos cucarachas. Esto es odio patriarcal.

No es fobia es odio

Debemos recordar que Diana fue torturada, maniatada, y que los travesticidas apuñalaron precisamente esas zonas del cuerpo que nosotras construimos acorde a nuestra identidad autopercibida.

El lunes 18 de junio fue un día histórico para la lucha del movimiento travesti y de todxs quienes acompañaron este largo proceso de 2 años y medio de pedido de justicia por el crimen de odio perpetrado a Amancay Diana Sacayán, nuestra compañera, amiga, hermana y referente política travesti quien fue brutalmente asesinada y torturada en octubre del 2015. Le arrebataron su vida cuando muchas de sus compañeras feministas volvíamos del Encuentro Nacional de Mujeres de Mar del Plata, donde la habíamos esperado para compartir nuestra lucha contra este sistema patriarcal y capitalista que nos mata cotidianamente.

Fue un día de mucha angustia, ansiedad, miedos, enojos, lágrimas y abrazos eternos colmados de ternura, esos abrazos como los que solían darnos Lohana y Diana.

Ayer no sólo logramos que se condene a Gabriel David Marino, el travesticida que nos arrebato a Diana, sino que logramos en este histórico juicio revertir esa falta de credibilidad que siempre hubo hacía nosotras, esta vez no estuvimos en el banco de las acusadas sino del otro lado abrazadas y organizadas para decirle al mundo que nos están asesinando todos los días, logramos que esta justicia machista, patriarcal, burguesa y prostituyente se pronuncie a favor de lo que nosotras venimos gritando hace años, qué nuestros crímenes de odio son “travesticidios” que nuestras muertes evitables son “travesticidio” y que el Estado es el mayor responsable de ello.

Desde el cielo rojo de las travas en el que están, Diana y Lohana hicieron fuerza y una vez más rompieron con las normas establecidas. Como era costumbre de ellas, quebraron este sistema judicial y hoy podemos decir que el asesinato de Diana fue un crimen de odio, fue un travesticidio y que cuando decimos trasvesticidios no hablamos simplemente de crímenes de odio, sino de todas las compañeras que se nos mueren todos los días, de todas las compañeras que se nos mueren podridas, sidosas, en los hospitales, en las cárceles y en un montón de lugares diferentes. Hablamos de la eterna condena a ser prostituidas, hostigadas, excluidas. Este juicio, que fue el juicio detodas las travas, sirvió para visibilizar un poco de todas esas violencias sistemáticas y cotidianas a las que somos sometidas quienes nos atrevemos a romper con la heteronorma.

35293773_541720319558613_6021143218089885696_n

Todo el odio y toda la crueldad con la que fue asesinada Diana se transformó en organización popular, porque eso era lo que ella generaba y representaba. Tampoco olvido que muchas travas teníamos miedo, pero ese miedo se convirtió en furia y activamos, nos organizamos, porque tomamos conciencia que había que salir a luchar, no solo por la muerte de Diana, sino por nuestras propias vidas y por todas las que hoy no están y las que vendrán. Todo ese odio y toda esa fuerza que pone el patriarcado para matar a compañeras como Diana, es la misma fuerza que le pusimos muchas para salir a hacer las cientas de actividades exigiendo justicia por ella y la misma fuerza que le pondremos para salir cada vez que nos arrebaten a una de nuestras travas.

El dolor de saber que no está se transformó en rebeldía y construcción militante. Las travestis que despedimos a Lohana le prometimos seguir peleando por la justicia a Diana y de todas las compañeras asesinadas. Y lo hacemos desde múltiples lugares, porque no existe un solo lugar donde luchar por Diana y por todas, lo hacemos desde todos los espacios que habitamos las travestis, que no es solamente una esquina como quiere el sistema capitalista, patriarcal y prostituyente .

Y es por eso que para seguir exigiendo por nuestras vidas, invitamos a todxs a la tercera marcha nacional basta de travesticidios y transfemicidios el día 28 de junio a las 18hs en Plaza de Mayo.

FURIA TRAVESTI SIEMPRE

Tercera marcha nacional Basta de Travesticidios y Transfemicidios

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s