El prostituyente las quiere vírgenes

Por Florencia Guimaraes García |

Reflexionando con otras compañeras travestis que están en situación de prostitución, muy jóvenes todas por ende las elegidas de los prostituyentes, pensábamos en cómo por lo general en esta sociedad se valora a quienes tienen más experiencia laboral, se les premia con ascensos, se le paga por antigüedad y se les respeta sus años de labor. Cuestión que en el mundo del sistema prostituyente se da contrariamente, mientras más experiencia en materia de prostitución, mayor desprecio, y no es que queramos decir que estos explotadores sexuales nos aprecien, lo único que aprecian es sus penes y su capacidad de violentar nuestras vidas. Y tampoco queremos que se malinterprete que la prostitución es un trabajo, ¡porque no lo es!

Vamos al punto… lo que queremos expresar es cómo estos señores que son padres, hermanos, tíos, novios, hijos, etc, y de toda clase social, cuando salen de cacería van por su mayor presa que es prostituir a una niña, adolescente o a la más nuevita de la zona o el prostíbulo. Y es porque mientras más inexperta mayor será el placer de sometimiento, mayor será el adoctrinamiento, ellos pagarán con más placer por ser el primero en desgarrarnos el ano, la vagina, en enseñarte a chuparles el pene y acabar en tu boca, en tu ano en donde crean que tienen derecho. Ellos serán los que te penetrarán sin preservativo, ¡quieras o no! Ellos te quieren temerosa, pasiva, sumisa, pero sobre todo necesitada y no solo económicamente hablando. Ellos te harán consumir todo tipo de drogas y así entrarás en el camino directo a la autodetrucción. ¿Saben cuántas niñas suben a un coche a que les llenen la boca de semen por una dosis de paco? Ellos te harán creer que sos hermosa, que te desean con pasión, que sos la mejor…

Pasarán los años y ya no serás la más deseada ni la más buscada por estos “príncipes azules” que te hacían creer la empoderada, porque para el sistema prostituyente tenemos fecha de vencimiento, y en el caso de las travestis fecha de iniciación: entre los 8 y 14 años de edad. ¡Sí, niñas! ¿O debemos omitir que casi el 80% de las travestis en Argentina es arrojada al sistema prostituyente entre los 11 y 18 años de edad, según el último censo llevado a cabo en el 2017 sobre nuestra comunidad? ¿o será casual que nuestra expectativa de vida siga siendo de 35 años de edad? ¿La pueden desligar de la prostitución a dicha expectativa? ¿Podemos hablar de estas infancias travas trans? ¿o vamos a seguir esquivando el tema? ¿Seguirán encubriendo a esos hombres invisibles que son quienes mueven el sistema prostituyente? Estate alerta, porque seguramente tenés a uno de ellos a tu lado.

Sigo reflexionando desde mi condición de sobreviviente de prostitución, sí, sobreviviente, porque hasta hoy puedo contar lo que viví en una esquina por 12 años. Y al contarlo recuerdo aquellas maricas con las que salí por primera vez a la calle, ninguna de ellas vivas. ¿Saben ustedes lo que es tener 30 años y tener que subsistir de la prostitución siendo para los puteros una “veterana”? ¿Saben lo que es escuchar a tus compañeras que tuvieron la dicha de pasar los 40, tener que salir a pararse y ya no poner el precio sino aceptar lo que estos prostituyentes quieren darte? ¿Imaginan el carísimo precio que debemos pagar por travestir nuestros cuerpos para el competente sistema prostituyente? Estos cuerpos que son construidos en la absoluta ilegalidad, en total clandestinidad, en las peores condiciones de marginalidad.

Luego los y las representantes del proxenetismo te querrán comprar con el discurso idílico de la autonomía de los cuerpos. ¿De qué libertad nos vienen a hablar cuando estamos condenadas a ser esclavas del patriarcado? La prostitución nos anula como personas, nos despoja de todo derecho humano, nos destroza la autoestima.
¿Dónde está ese abanico de oportunidades para elegir entre ser abogada, kioskera, verdulera o maestra para esas millones de travestis, trans y mujeres empobrecidas por este sistema capitalista y patriarcal, que somos las que ponemos no solo nuestros cuerpos sino toda nuestra integridad?

Por un mundo sin machos prostituyentes: FURIA TRAVESTI SIEMPRE

Florencia Guimaraes García
Activista travesti
Contacto: furia.trava@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s