La escuela de la violencia sexual

Por Mariposa Blanca |

La violencia sexual contra niñes y adolescentes es la escuela del sistema prostituyente, las violaciones y todas las violencias sexuales normalizadas e institucionalizadas.
Es un sistema que se retroalimenta.

Los niñOs, además de ser violentados sexualmente por tocamientos, penetraciones y demás, son forzados a la competencia de la sexualidad, a ver porno y a “debutar con una prostituta”. – Lo que ellos quieren es más importante que cualquier cosa –

Las niñAs, son acosadas, manoseadas, penetradas, se les alecciona diciendo que son putas, que les gusta, que tienen la culpa y se les inhabilita su capacidad de defensa y autonomía. – El deseo de los demás es mas importante que el propio –

Les niñes y adolescentes gays, lesbianas, trans, son “aleccionades” con violencias sexuales por su identidad, son violentades con la excusa de “corregirles”.

Luego, en la vida adulta, todo corre por el cauce esperado:

Las mujeres cis estarán dentro de matrimonios no deseados, serán violadas en ellos, tendrán hijes que no quieren, tendrán hijes de violaciones, estarán dentro de la prostitución, tendrán sexo sin querer sólo para complacerlo a él.

Los hombres cis se matarán a pajas mirando porno, irán a prostíbulos, violarán a sus novias, esposas, amigas, violarán en la calle, violarán en grupo.

Las identidades no hegemónicas sufrirán persecuciones, humillaciones, apartamientos, serán violentadas en el intento de ocultarles.

La mayoría de las compas mujeres trans serán arrojadas a la prostitución, como un camino asfaltado, bien asfaltado, por el sistema.

Todo esto genera dinero, mucho dinero, a LOS HOMBRES.
A políticos, empresarios, jueces, a la policía.

Cuando Delia Escudilla dice “VIOLACIÓN CONSENTIDA” sabe perfectamente de que está hablando. El único requisito para que sea una violación es que una de las personas NO TENGA DESEO y se vea FORZADA, por amenazas, por miedo, por necesidad, por violencia física, a ser parte. No es necesario que haya gritos, golpes, ni siquiera palabras, para que sea una violación.

El macho percibe esa falta de deseo: NO LE IMPORTA.

Porque lo que él quiere es lo único importante.

Claro que todo este asunto tiene muchas mas aristas y es mas complejo. Pero es imposible tirar al patriarcado sin ahondar seria, profunda y públicamente en la violencia sexual contra niñes y adolescentes.

Encarar ese tema es la BOMBA que explota este sistema de mierda.

 

*Mariposa Blanca es artista feminista, militante contra la violencia sexual y autora de “El Abrazo Conjunto”, libro de recursos artísticos para sobrevivientes de violencia sexual en la infancia y adolescencia


¡Apostasía de Género te necesita! Nuestro portal de noticias se sostiene gracias a los aportes de nuestrxs lectorxs. ¡Ayudanos a sostener el periodismo popular feminista!  Hacé click en este botón para saber cómo podés participar:Colaborá

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s