Graciela Collantes: “Que nos reconozcan como trabajadoras sexuales no nos va a poner en un lugar de igualdad “

Graciela Collantes participó del panel "Prostitución, ¿Abolicionismo o reglamentarismo?" en la Semana de las Disidencias organizada por la Comisión de Géneros y Disidencias JVG, en el Instituto Joaquín V. González. Graciela fue fundadora de AMMAR y hoy preside la asociación civil AMADH, Asociación de Mujeres Argentinas por los Derechos Humanos. "Me alegro que hoy el debate esté acá. Yo no estoy para cuestionarle a ninguna compañera el cómo se llame. Simplemente estoy para que hagamos entre todos cumplir el abolicionismo. Porque el abolicionismo es una herramienta de derechos humanos que nos ayudó a todas las sobrevivientes y a todas las personas que hoy tienen que sobrevivir de la prostitución, a levantar la voz y a empezar a reconocernos. El abolicionismo es el único que propone en la Argentina cumplir con los derechos fundamentales de todas las personas en la prostitución"

Charla-debate: “Trata de personas y explotación sexual”

El sábado 1/9 comenzó el ciclo de charlas-debates "Primavera Feminista" en la Biblioteca Popular del Labrador, en San Isidro. En esta primera charla abordamos la trata de personas y explotación sexual, desde la perspectiva legal, política y humana. Luego debatimos desde la experiencia y conocimiento de cada unx sobre el tema, y ejercitamos nuestras herramientas … Continúa leyendo Charla-debate: “Trata de personas y explotación sexual”

“El abolicionismo surge de las personas en lucha por salir de la prostitución”

Exposición de Lucía Sangiorgio, comunicadora con perspectiva de género, en la charla-debate Pre Encuentro Nacional de Mujeres, organizado por el Frente de Género de Esteban Echeverría. Nos contó sobre la historia y la metodología de los Encuentros Nacionales de Mujeres, el sentido de los talleres y sus conclusiones, la historia del abolicionismo en el país y los desafíos a enfrentar por el feminismo.

SOY ABOLICIONISTA PORQUE SOY FEMINISTA

Si hace siglos el hombre se cree con derecho a lo que sea, porque nos considera su propiedad, juguete, sirvienta o incubadora humana… Si nos siguen diciendo que ir contra todo mecanismo de dominación y sometimiento es de locas, exageradas… YUTAS nos llaman… Es porque el Patriarcado sabe lo que hace y muta, se esconde, se disfraza… pero ser abolicionista es estar atenta. Es responder desde lo más radical del ser feminista, es reconocer al patriarcado con esa bota gigante que pretende aplastarnos, enfrentarnos entre compañeras… En contra de nadie más que los puteros y proxenetas, de todo machirulo violento…

¡LO LOGRAMOS, MARICA!

Desde el cielo rojo de las travas en el que están, Diana y Lohana hicieron fuerza y una vez más rompieron con las normas establecidas. Como era costumbre de ellas, quebraron este sistema judicial y hoy podemos decir que el asesinato de Diana fue un crimen de odio, fue un travesticidio y que cuando decimos trasvesticidios no hablamos simplemente de crímenes de odio, sino de todas las compañeras que se nos mueren todos los días, de todas las compañeras que se nos mueren podridas, sidosas, en los hospitales, en las cárceles y en un montón de lugares diferentes. Hablamos de la eterna condena a ser prostituidas, hostigadas, excluidas. Este juicio, que fue el juicio detodas las travas, sirvió para visibilizar un poco de todas esas violencias sistemáticas y cotidianas a las que somos sometidas quienes nos atrevemos a romper con la heteronorma.